Nikon D4 - Nikkor 24-70mm. - f:8.0 - ISO 200 - Profoto B1 de 500W

Nikon D4 – Nikkor 24-70mm. – f:8.0 – ISO 200 – Profoto B1 de 500W

Hace unos años me ocurrió un episodio que todavía recuerdo en alguna pesadilla. Ocurrió en una sesión de fotos que estaba haciendo para una revista de coches, en concreto estábamos probando el nuevo Porsche Boxster RS 60 Spyder y para ello le pedí ayuda a un buen amigo, al menos hasta ese día, para que me llevase de copiloto en su flamante descapotable. La idea era simple pues solo teníamos que hacer las fotos en la típica carretera de curvas a una velocidad prudente. Cuando llegamos al sitio previsto me quité el cinturón (primer error) y me situé sentado hacia atrás con mi cámara disparando fotos en movimiento a ese precioso coche. En esos momentos recuerdo que iba totalmente concentrado en los fondos, el coche etc. pero de repente y sin saber porqué, mi amigo decidió dar un acelerón en plena curva, todavía no se si para demostrar lo buen piloto que era o si realmente quiso verme volar por los aires, cosa que por cierto consiguió. El susto fue tal que por un momento vi el precipicio de la carretera como mi última foto y es que todo pasó tan deprisa que decididamente esa forma de conseguir fotos la descarté para siempre pues pertenezco a esa especie de fotógrafos que consideran más importantes aspectos de la vida que una foto por muy buena que sea.

Todo esto me llevó a ver otras formas de realizar esas sesiones con movimiento de una manera segura y a medida que la tecnología avanza me gusta probar si resulta eficaz para mi trabajo pues tampoco soy fotógrafo que le guste presumir de estar anclado en el pasado, creo que cada tiempo tiene su belleza y soy consciente que los tiempos pasados a veces los recordamos con más glamour del que realmente tenían, pero dejemos estos pensamientos y vamos al lío.

Tras esta introducción, hoy quiero hablar de los sistemas que permiten hacer volar órdenes, hacer volar datos y ello sin hacernos volar a nosotros, me estoy refiriendo a los sistemas inalámbricos conocidos como tethering, wireless, etc.

El primer sistema que comencé a utilizar fue el típico disparador remoto para evitar la famosa trepidación en fotos con larga exposición. También venía bien en autorretratos, lo hoy tan de moda conocidos selfies que parecen haber inventado algo al darle ese nombre.

Más adelante sustituí los dichosos cables del estudio que iban de la cámara a los cabezales de flashes por disparadores remotos, todo un lujo no volver a tropezar con los malditos cables.

Además se podían combinar los sistemas, todo un detalle por pate de los fabricantes, es más mis últimos disparadores de la marca Pocket Wizard son capaces de disparar cámara y flashes.

DSC01467

Pero a medida que la tecnología avanza, los fabricantes tienden a integrar los sistemas inalámbricos como es el caso del sistema de iluminación Profoto, un cabezal de flash válido para estudio e incluso para campo pues lleva hasta baterías recargables para trabajar en lugares donde no hay corriente eléctrica pero además lleva integrado el sistema para trabajar de manera remota sin cables. Si a eso le sumamos su potencia y velocidad de recarga, este sistema es en mi opinión de lo mejor ideado para la fotografía. Tanto es así que muy pronto dedicaré una entrada especifica para este sistema y es que precisamente este mes sale al mercado con TTL incluido para Nikon.

Por otra parte los fabricantes de cámaras también han hecho un esfuerzo en aplicar tecnologías WI-FI a las nuevas cámaras que van apareciendo en el mercado. Esta tecnología nos permite por ejemplo realizar disparos de nuestra cámara de manera remota con un ordenador, un tablet o un teléfono y con la ventaja de poder ver la escena encuadre etc. en las pantallas de esos dispositivos. Permite también realizar cambios remotos en nuestra cámara como cambiar el lugar de enfoque, cambiar la sensibilidad, la menara de medición y un largo etc. de posibilidades e incluso enviar “volando” las imágenes captadas a otro dispositivo pero ojo no es oro todo lo que reluce pues a veces surgen pequeños retrasos en la visión inalámbrica, también pequeños retrasos en el disparo más el tiempo que hay entre disparos. Pero me parece interesante que os cuente cuál ha sido mi experiencia en estos sistemas WI-FI.

Imagen pantalla de Ipad con el programa Play Memories

Imagen pantalla de Ipad con el programa Play Memories

La primera prueba la realicé con una cámara Sony A7R y un teléfono (hay APPs para Android y Apple). Este sistema basado en el programa Play Memories de Sony está un poco lejos de las necesidades de un profesional pues apenas se pueden realizar iteraciones remotas y además en cuanto te alejas unos metros la señal WI-FI deja de funcionar y por ende todo el sistema.

Imagen pantalla de Ipad con el programa interno de la Nikon D4

Imagen pantalla de Ipad con el programa interno de la Nikon D4

Más profesional me ha resultado el sistema de la Nikon D4 ya que conectando un sistema WI-FI en la conexión Ethernet, podemos acceder a través de un navegador a un programa que lleva la propia cámara. Este programa permite desde un amplio manejo de manera remota de nuestra cámara, hasta solo ver y transmitir las imágenes tomadas a un ordenador o Ipad. Creo que llegado a este punto, es posible que también resulte interesante ver como y cuales son las opciones para disponer este sistema en nuestra cámara y es por ello que también creo conveniente hacer otra entrada para hablar exclusivamente de este sistema y de cómo implementarlo.

Ambos sistemas permiten enviar una imagen en tamaño JPG a un dispositivo y esto que parece tener poca importancia a veces se puede rentabilizar mucho más de lo que pensamos. Imaginemos que estamos haciendo una sesión con unas directrices marcadas por los del pelo verde, me refiero a esos modernos artistas de la creatividad. Pues bien si no están en el estudio tiene sus ventajas pero también es importante que vayan dando su ok al trabajo que estamos realizando y si están al otro lado del mundo, podrán ver en tiempo real esas imágenes con el único inconveniente de la diferencia horaria. Esta idea seguro que a tu cliente le va a gustar además de dar una imagen muy profesional. Por cierto que esta idea no es mía ya que la primera vez que me ofrecieron esta posibilidad fue con mi respaldo Phase One y un programa que funcionaba con Capture One.

También es cierto que en el caso de Sony los programas para WI-FI son gratuitos y según me han comentado están haciendo programas más potentes. Respecto a Nikon es de agradecer el sistema que trae en la cámara si bien estaría mejor que el programa que tienen para control remoto estuviese incluido en la compra de cámaras cercanas o que superan los 6.000 euros pero como siempre pasa en las empresas grandes suelen mandar los reyes del marketing aunque se estén equivocados.

DSC00218

Con las experiencias relatadas, decidí hacer una sesión con el sistema remoto Nikon y una unidad Profoto B1 de 500W. Lo primero que hice fueron unas pruebas en parado para calcular ópticas necesarias así como potencia del flash. Ya con los resultados más o menos claros y con todo instalado en un remolque porta bicicletas pero perfectamente anclado a un sistema Manfrotto y así poder hacer disparos de manera cómoda desde el puesto de copiloto con un Ipad y el cinturón de seguridad correctamente colocado e incluso con una mano libre para tomar un café o un trago de agua.

JBM_9344

DSC01465

Después de resolver algunos imprevistos a la hora de la instalación como que el porta bicicletas tenía una pequeña holgura producida entre la bola del remolque y la pieza que engancha el porta bicicletas. Esa pequeña holgura se podría traducir en fotos movidas y no en movimiento que era lo que necesitábamos. Con alguna correa tensionando por aquí y otra tensionando por allí, conseguimos reducir casi a cero esas holguras y realizamos un pequeño recorrido con resultados de momento satisfactorios pero que estoy seguro llegarán a ser mejorados y así conseguir lo que busco, un sistema seguro y cómodo para el fotógrafo capaz de obtener excelentes imágenes sin poner en peligro nuestra integridad ni la del equipo y sin tener que enfadarse con ese amigo que quiso verte volar en sentido literal atentando contra tu seguridad.

Esta sesión fue realizada a un Porsche 911 Targa 991, un coche muy fotogénico y tanto la prueba como las fotos realizadas las puedes ver en la revista gratuita número 6 de 9republic.com

Fly without flying

A few years ago I happened to still remember an episode in some nightmare. It happened in a photo shoot she was doing for a car magazine, specifically we were testing the new Porsche Boxster RS 60 Spyder and so we asked for help from a good friend, at least until that day, to take me to copilot his new  convertible. The idea was simple, it only had to do the photos in the typical curved road at a safe speed. When we got to the intended site took off my belt (first mistake) and stood sitting back with my camera shooting moving pictures that precious car. In those moments I remember was totally focused on the funds, the car etc. but suddenly and without knowing why, my friend decided to take a spurt in the turn, if not yet to prove how good pilot was or if he really wanted to see me fly through the air, which of course got. The shock was such that for a moment I saw the precipice of the road as my last picture and it all happened so fast that definitely that way to get photos the dismissed forever since I belong to that kind of photographers who consider the most important aspect of the life that a picture good it is.

All this led me to other ways to make these sessions moving safely and as technology advances like to try if it is effective for my work because I am not photographer who likes boast of being stuck in the past, I think each time has its beauty and am aware that the past sometimes remember more glamorous than it actually had, but let these thoughts and go to the mess.

After this introduction, today I want to talk about the systems that let you fly orders, data and blow it blow us without us, I am referring to wireless systems known as tethering, wireless, etc.

The first system was started using the typical remote release to avoid camera shake in the famous photos with long exposure. It also came well in self-portraits, so fashionable today as selfies known who seem to have invented something to give it that name.

Later I replaced the happy studio cables going from the camera flashes heads by remote triggers, a luxury not to trip over the cables cursed.

Also you could combine the systems, a pate detail by the manufacturer, it is my last triggers Pocket Wizard brand are able to shoot and camera flashes.

But as technology advances, manufacturers tend to integrate wireless systems such as B1 system Profoto 500W, a head study valid for flash and even field thus leads to rechargeable batteries to work in places where there is no power but also has an integrated system to work remotely without wires. If we add the power and reload speed, this system is in my opinion the best designed for photography. So much so that soon dedicate an entry specified for this system is that exactly hits the market this month with TTL for Nikon incl.

Moreover the camera manufacturers have also made an effort to apply WI-FI technologies to new cameras that are appearing on the market. This technology allows us to make such shots from our camera remotely with a computer, a tablet or a phone, and with the advantage of seeing the scene frame etc. on the screens of those devices. Also allows remote changes to our camera as changing the place of focus, change the sensitivity, menara measurement and etc. possibilities and even send “flying” the captured images to another device but eye is not gold that glitters sometimes arise because small delays in the wireless vision, also slight delays in shooting over the time between shots. But I find it interesting me tell you what my experience in these WI-FI systems.

The first test conducted with a Sony A7R and a telephone (there APPs for Android and Apple). This based on Sony Play Memories program system is a bit far from the needs of a professional just because you can perform remote iterations and also as you walk away a few feet the WI-FI signal goes down and therefore the whole system.

I have been more professional system of the Nikon D4 as connecting a WI-FI system on the Ethernet connection, we can access through a browser to a program which carries the camera. This program allows from an extensive remote management of our camera, to just view and transmit images to a computer taken or Ipad. I think at this point, you may also be interesting to see how and what are the options to have this system in our camera and that is why I also do another entry convenient to talk exclusively with this system and how to implement it.

Both systems allow you to send an image in JPG size to a device and this seems to have little importance can sometimes be much more profitable than we think. Suppose you are doing a session with the guidelines set by the green hair, I mean those modern artists creativity. Well if they are not in the studio it has its advantages but also important to be giving his ok to work we are doing and whether they are across the world, can see in real time the images with the only drawback of the time difference. This idea sure that your client will like in addition to a very professional image. Indeed, this idea is not mine since the first time I was offered this possibility was with my Phase One and a program that worked with Capture One.

It is also true that in the case of Sony programs are free WI-FI and as I have said are becoming more powerful programs. Regarding Nikon is thankful the system that brings in the chamber although it would be better than the program you have for remote control I were included in the purchase of nearby cameras or exceeding 6,000 euros but as always happens in large companies often send the kings of marketing even if you are wrong.

With the reported experiences, I decided to do a session with the remote system Nikon and B1 Profoto 500W unit. First thing I did was a test in standing necessary to calculate optical and flash power. Now with more or less clear results and all installed on a trailer bike carrier but perfectly attached to a Manfrotto system so you can comfortably make shots from the passenger seat of an Ipad and seat belt positioned correctly and even one hand free for a coffee or a drink of water.

After solving some unforeseen at the time of installation and the bike rack had produced a small clearance between the ball of the trailer and the part that engages the bike rack. That little slack could translate into blur and not moving that’s what we needed. With some belt tensioning here and another stressing about, we reduce to almost zero these clearances and did a small tour with satisfactory results now but I’m sure will become improved and well get what I want, a safe and convenient system photographer able to get great images without compromising our integrity or team without getting bogged down that friend who wanted to see you fly literally attacking your safety.

This session was conducted at a 991 Porsche 911 Targa, a very photogenic car and both test photos taken as you can see in the free magazine number 6 9republic.com